Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

Los Músculos

Todas las células vivientes son capaces de algún grado de movimiento, pero esta habilidad se encuentra altamente desarrollada en los músculos. El tejido muscular comprende el 40% del peso del cuerpo humano.

Los músculos consisten en "hilos", o fibras musculares, apoyadas en tejido conectivo, el cual actúa mediante la contracción de dichas fibras: las fibras pueden acortarse hasta 2/3 de su longitud en reposo.

Hay dos clases de músculos: lisos y estriados.

Los lisos o "involuntarios" se encuentran en las paredes de todos los órganos cavernosos y tubos del cuerpo, tales como los vasos sanguíneos e intestinos.
Éstos reaccionan lentamente al estímulo del sistema nervioso autónomo. Los músculos estriados, o "voluntarios" del cuerpo mayormente se unen a los huesos para mover el esqueleto, y bajo el microscopio sus fibras tienen una apariencia en bandas cruzadas.

Los músculos estriados son capaces de rápidas contracciones. Las paredes del corazón están conformadas de un tipo especial de fibras musculares estriadas llamadas músculo cardíaco. Los músculos varían enormemente en estructura y función en diferentes órganos y animales:

Algunos invertebrados tienen sólo músculos lisos, mientras que todos los artrópodos sólo poseen músculos estriados


ESTRUCTURA Y FUNCIÓN:

Todos los músculos tienen básicamente la misma estructura, desde los pequeños músculos que mueven y estabilizan los huesillos del oído medio hasta el enorme cuadriceps femoral ubicado al frente de la pierna. Cada músculo tiene un enganche en sus dos extremos, llamados origen e inserción, y la parte carnosa contráctil, el vientre muscular.
El origen y la inserción usualmente están hechos de tendones no contráctiles, no obstante la disposición muscular y los enganches varían con las necesidades mecánicas en cada articulación específica. Por ejemplo, muchos músculos en los miembros poseen paquetes de fibras musculares dispuestas como las barbas de una pluma y salen de los bordes de los tendones, llamados arquitectura peniforme. Esta disposición incrementa considerablemente la fuerza, pero reduce la distancia a través del cual la inserción puede ser movida. Al tener muchos paquetes de fibras en el vientre muscular se da una fuerza enorme, mientras que paquetes más largos otorgan un amplio rango de movimiento.

Unidades Motoras:

El control nervioso de los músculos están organizados de un modo económico. Cada fibra nerviosa motora corriendo en un nervio motor de un músculo alimenta a un grupo de fibras musculares, los cuales se contraen cada vez que un impulso baja de la fibra nerviosa desde la médula espinal. La frecuencia de estas contracciones puede ser incrementada y el número de unidades motoras involucradas puede aumentarse hasta que todas la unidades se contraen rápidamente (hasta 50 veces por segundo). La conjunción de todas estas contracciones resulta en una contracción suave de todo el músculo.
Si las contracciones fallan al acoplarse, viniendo en ráfagas, da como resultado un temblor.

La enfermedad del tétanos(*) produce un síntoma cuando la frecuencia de los pulsos es tal que las fibras permanecen tensas continuamente.

Mecánica:

Un músculo produce el movimiento de una articulación y puede solo actuar en la articulación la cual cruza; los músculos también estabilizan articulaciones, previniendo movimientos en el sentido contrario a aquél ejecutado.

Por ejemplo, el tríceps braquial, el cual constituye la masa muscular en la parte posterior del brazo, no solo es un poderoso extensor de la articulación del codo; también se contrae fuertemente para prevenir que el codo se doble cuando se aplica presión con la mano.

En muchos músculos de los miembros inferiores es la gravedad la que debe ser contrarrestada; por ejemplo, los músculos son tan importantes para mantener a una persona erecta tanto como lo son para levantar los talones de piso. El ángulo óptimo de estiramiento de un músculo se alcanza cuando el mismo actúa alrededor de un ángulo recto en relación a la articulación; no obstante los músculos trabajan generalmente en ángulos cruzados que no son necesariamente los mejores.
En términos mecánicos, el esqueleto provee sustentación, los músculos son los motores que actúan sobre esos apoyos, y las articulaciones proveen las palancas. El cuerpo emplea todas las palancas típicas conocidas por los ingenieros. Muchas palancas del cuerpo humano son de primera clase; son ejemplo familiares la balanza y la barreta.
Las palancas del tercer tipo son también muy comunes en el cuerpo; la puerta giratoria es un ejemplo, la manija es el punto donde se aplica la fuerza. En el cuerpo, esta fuerza es ejercida por el tendón adosado al hueso; casi siempre el tendón se arraiga cerca de la juntura a los efectos de una apropiada ventaja mecánica.

Acciones:

El cerebro necesita ser específicamente entrenado a los efectos de contraer músculos individuales. Los animales, incluyendo a los seres humanos, "deciden" movimientos de articulaciones y miembros. Los individuos no toman en consideración la cantidad de contracción requerida en el bíceps braquial, el braquialis, y/o el braquioradial para desarrollar fuerza y velocidad requeridas para mover el codo por ejemplo.
Los movimientos voluntarios toman aprendizaje, abren aberturas; otras las estrechan o cierran. Los músculos faciales humanos consisten en varios manojos y nudos, todos con nombres en Latín, que indican su ubicación o función

por ejemplo, "levator anguli oris" significa el "elevador del ángulo de la boca".

Todos los músculos de la cara están alimentados por ramas de dos nervios principales, los nervios faciales izquierdo y derecho, los cuales se originan en la médula cerebral. Cuando uno de esos nervios son dañados o quemados, la mitad de la cara se paraliza en una condición (generalmente temporaria) conocida como parálisis de Bell.

ALGUNOS GRUPOS MUSCULARES

Músculos de la masticación Un grupo de músculos grandes a cada lado mueven la mandíbula para masticar y morder. El temporalis (en el temporal) y el masetero (masseter), a cada lado de la mandíbula, pueden ser vistos cuando una persona muerde fuertemente. Los otros músculos ayudan a provee los movimientos necesarios para asegurar la comida entre los molares. Lengua, deglución y músculos del habla. La lengua, como el corazón, es casi todo músculo; a diferencia de la rutina y las contracciones cardíacas repetitivas, la lengua es capaz de movimientos muy precisos, complicados y elaborados. Al comer, la lengua mueve el alimento de un lado al otro; al tragar, empuja el bolo alimenticio a la garganta; al hablar, articula los sonidos provenientes de la laringe. Varios paquetes de fibras corriendo en varias direcciones producen todos esos complejos movimientos. Una vez que el alimento entra en la laringe (la garganta) ésta desciende al esófago mediante ondas de contracciones musculares. Es por esto que los humanos pueden beber agua parados de cabeza. Paquetes especiales de músculos aseguran la laringe. Otros pueden alterar la tensión y posición de las cuerdas vocales, las cuales son capaces de producir sonido cuando los pulmones fuerzan aire entre ellas. Músculos Respiratorios Dentro del cuello y entre las costillas están los músculos respiratorios que levantan y regulan las costillas durante la inspiración; ellos se relajan completamente durante la expiración, una especie de "colapso" de la caja toráxico. Aún más importante al respirar es el diafragma, un músculo en forma de domo horizontal bajo los pulmones y arriba de la cavidad abdominal. Su contracción agranda considerablemente el pecho y aspira el aire hacia los pulmones con cada inspiración. Músculos de la pared abdominal Son como láminas de músculos alrededor de la cavidad abdominal, como si fueran corsets dinámicos; ellos encierran y comprimen fuertemente los contenidos del abdomen. Esta poderosa compresión se requiere al expeler orina de los riñones, los contenidos del colon y recto durante los movimientos intestinales, y los del bebé desde la matriz de la mujer. En cada caso, los músculos lisos en las paredes de los órganos cavernosos también toman parte en la expulsión de los contenidos. Es mas, cada una de las salidas se encuentra sellada por un anillo de músculo estriado (voluntario) que es capacitado para prevenir expulsiones incontroladas. Músculos de la espalda La columna vertebral posee una gran número de paquetes musculares que la ayudan a posicionarse y a moverla. Cuando durante un descuido y estos músculos pueden ser desgarrados, causan espasmos y dolor, una causa muy frecuente de incapacidad en los adultos en edad laboral. Los problemas de espalda hoy por hoy son la segunda causa de pérdida de días laborales en la industria Norteamericana.
Músculos de la espalada y las caderas La escápula (el omóplato) debe mantenerse constantemente en una posición adecuada tal que los miembros superiores y las manos puedan ser usados. Grandes músculos se irradian desde allí hasta la pared pectoral, la espina dorsal, y el cráneo. La articulación de los hombros es capaz de muchos movimientos, ya que posee flexores, extensores, abductores (como el abultado músculo deltoides que cubre la articulación del hombro), aductores, y rotatorios. Los huesos de la cadera son mucho menos móviles; los grandes músculos de la caderas están en su gran mayoría relacionados con la el movimiento y la estabilidad de la articulación de la cadera. Esta articulación también requiere una complementación total de los músculos, el más grande de los cuales es el glúteo mayor ("el mas grande en las asentaderas"), el cual es importante al trepar, escalar o correr. Músculos del brazo, antebrazo, muslo y pierna. El gran acento en dichas áreas es la oposición de grupos musculares flexores y extensores al frente y dorso de cada miembro. Casi todos ellos actúan sobre las articulaciones justo debajo de ellos; algunos van dentro de la mano y el pie para actuar como flexores y extensores de los dedos. Músculos intrínsecos de la mano y pie Además de los largos músculos que vienen desde arriba y proveen fuerza, los dedos poseen muchos músculos pequeños localizados que producen movimientos muy finos. La acción combinada de dos grupos musculares proveen poder de agarre y una parecida manipulación de la mano. El pie humano perdió muchas de sus funciones cuando se volvió altamente especializado para una postura bípeda y la marcha, las cuales son realmente mas rasgos humanos que la manipulación. No obstante los simios pueden manipular con sus pies como así también con sus manos, ellos tienen alguna dificultad al pararse erguido, una tarea que el humano ejecuta soberbiamente y con una gran economía de la fuerza muscular.

(*)Tétanos, es la enfermedad causada por la toxina de la bacteria Clostridium tetani; la cual produce severos cuadros neurológicos y contracturas y espasmos musculares. La prevención es higiene rigurosa y vacuna antitetánica.